Friday, June 08, 2007

Presión alta

Trabajar con la hija del dueño a dos escritorios de distancia, es como ir a votar y que la presidenta de mesa sea tu profesora de Educación Cívica.


Y las dos me ocurren a mi.

12 comments:

chamemal said...

maggie, ser hijo/a de dueño es mucho más estresante que ser hijo/a de vecino. por lo menos en gente que se quiere y se valora a sí misma.
siendo hijo de dueño tus éxitos son de tu padre y los errores se magnifican con una crueldad hasta sádica.
se tiene el preconcepto que en esta economía de mercado a cualquier persona capaz le sobran oportunidades por fuera, y trabajar con la familia it´s a cheap shot. cuasimodo es gordon gekko al lado tuyo.

la próxima vez que la veas y sin decirle nada abrazala. y sí mantenés el abrazo por unos segundos vas a ver que lejos de querer zafarse va a empezar a moquear.

saludos

Magdalena said...

Estimadísimo!
Hubiera adorado trabajar al lado suyo, pero este no es el caso.
y el punto es que cuando uno es buena gente, es buena gente y ya. No importa tu apellido.
Ella no es el caso. Y créame, no merece ningún abrazo y esto no lo digo por ser la hija del dueño, sino por ser una rata de dos patas, malvada y apuñaladora por la espalda.

cronopio antiheroe said...

Yo lo encuentro totalmente agradable...
PEor sería a un escritorio de distancia y que la profesora aparte sea fiscal del PRO..ó no?

saludos...

la hija del dueño said...

Por lo menos no digas que no te saludo cuando llegás.

la profesora said...

Temí que lo suyo fuera voto "cantado" porque usted siempre anda con toda esa música rara en la cabeza.

presión baja said...

y yo qué?

¿...? said...

Fabuloso... "demasiada presión" y uno termina el día escribiendo comentarios como este.
Perdón.

Joe Plane said...

Apio verde tu yú.

cutipaste said...

El payaso Plin-Plin...

Ulschmidt said...

ah, lo que no se puede cambiar hay que tomarlo como un dato del paisaje, eso dicen (fácil es decir, claro)

Julián said...

feliz feliz en tu día...

Magdalena said...

Gracias!