Sunday, June 03, 2007

Fantasías animadas de ayer y hoy

Cuando era chica mi mamá me dijo que si me comía las semillas de la mandarina iba a crecer un árbol adentro mío.
Y le creí.

Hoy pienso que cuando tengo una de estas quemaduras tremendas en la mano de tanto cocinar, al resto del cuerpo le tengo que prestar mucha atención porque todas las células están trabajando para reparar el bache.

En fin.

6 comments:

cronopio antiheroe said...

Mi abuela me decía lo mismo, una gran ocurrencia...

saludos...

Manón said...

olalá, magdalena, qué bella está su casa! y esa lima, flor de lima: "prima lejana, lengua de gato, bicarbonato de porcelana..."
una besheza, che.

a mí también me decían que si me tragaba las semillas me crecía una planta, hasta que me tragué una semillita y luego... bueno, se imaginarán que se desmitificó.

beso! a la flor de lima.

Ary said...

A mí tambien me lo dijeron, y me asusté. Pero después me dijeron que era mentira. A esa altura ya me salía un ramita por la boca.

Magdalena said...

cronopio: sin dudas.
manon: le gustó? que bueno!
ary: y que hizo con el árbol entonces?

Gregorio Verdugo González-Serna said...

A mi me decían que no podía comer las pipas del melón, porque daban unas calenturas altísimas, pero yo me hartaba. Será por eso que siempre me encantó el sexo.
Un beso.

Julián said...

a mí me dijeron que para tener un hijo el hombre le ponía una semillita a la mujer...será por eso que me gusta tanto la jardinería: enterrar la batata, comer el fruto prohibido y regar el helecho...