Friday, May 25, 2007

Imantados

Con esto de que en las relaciones siempre hay uno que quiere y uno que se deja querer, podríamos ir definiendo al universo de relaciones como aciertos o desaciertos entre las polaridades del querido y del querendón.

4 comments:

Manón said...

muy cierto, doña magdalenta.
aunque no empiecen así, para un lado o para el otro se va inclinando la balanza.
se repite tanto, que hasta aburre.

le dejo un beso

Gregorio Verdugo González-Serna said...

Las polaridades son tan cambiantes que al final acaba uno peridéndose en ellas y no sabe nunca dónde está.
Un beso.

¿...? said...

El famoso "opuesto complementario".
¡Hola Reina! :)

Magdalena said...

Eso. Alos tres.
re-que-té