Friday, December 19, 2008

Sottovocce

En un enorme gesto de amor cuando Libélula pasó por el kiosco me compró mis 43/70. Ahora todo el barrio está convencido que me engaña con el portero.

2 comments:

Anonymous said...

que ud sandro fume esos cigarrillos es como los bebes que erutaban con olor a ajo?

Cuti said...

jaaaaaaaa! todavía existen? y los imparciales?