Tuesday, December 11, 2007

Spooner

Hay veces en las que me cuestiono si todo lo que hacen las mujeres, en casi todos los aspectos de las relaciones, no tiene el macabrísimo objetivo de proveerse de una gran cuchareada al final de la noche.

6 comments:

Libélula de Acero said...

Yo le dije que sí. Justamente eso es lo que nos mueve.

Manón said...

Eso es una gran verdát

(pero no dá lo mismo cualquieeeeer cuchareada).

Libélula de Acero said...

Dice ud bien Manón. No me cerraba por algo la idea y es eso.
Hay cuchareadores y cuchareadores.

estenoesminombre said...

Yo por el momento estoy hecho un bollito cómodo y calentito, así que no se acerquen con esos cubiertos.

Puedo preguntar con cierta soltura, ¿quién cornos es Sandro Mencacha?.
¿Es un aimagen bizarra de Sandro a secas?.

Y a nosotros también nos gustan que nos hagan cucharita que tanto.

Besotes, Lib.

chamemal said...

yo también quiero saber que onda este sandro!
creo que es brillante aunq medio esquizo porque por momentos es menchaca y por otros mencacha.

habrá que convocar a spalding a un concilio para dilucidar todo esto?

besos maggie

Libélula de Acero said...

Sr con otro nombre, hay ciertas cosas que mejor no aclarar. Sandro Menchaca es y yo soy al lado de él. O eso intento. La cucharita a Uds también se pone buena. La cucharita rulea y punto. Quedese ahi donde anda, Sr con otro nombre, que ya va a pasar.
Chams: como decía él es, tiene muchos nombres y Spalding decide cambiarlos a piacere. Y como le dije, yo soy junto a ellos.
Sobre la brillantez del Sr Menchaca, eso sería solo el comienzo.