Sunday, January 28, 2007

It's a fact

Todos los extranjeros que vienen a vivir un año a Argentina tienen una novia rubia de pelo medianamente largo y medianamente ondulado, unos anteojos chiquititos y que no habla una palabra de español.

Como si esto fuera poco, estas novias se empeñan en venir a visitar a su novio justo, justo, cuando el romance entre lugareña y extranjero se estaba poniendo bueno.

2 comments:

¿...? said...

Lugareña debería montar una suerte de aduana paralela en el barrio donde reside extranjero y así...

Libélula de Acero said...

Lugareña optó por retirarse y preservar su guerra para otra victoria.
Lo de la aduana paralela está a punto de charlarse.
*Despachante se busca*